Como agencia de publicidad en Sevilla, consideramos la importancia de estrechar vínculos con nuestros clientes. Es por ello que en esta ocasión hablaremos de marketing experiencial.

El marketing experiencial (también llamado marketing emocional o de experiencias) parte del marketing tradicional. Mientras que este último se centra en las características tangibles del producto (calidad, atributos, beneficios que aporta…), el marketing experiencial se centra en el cliente y en su experiencia al consumir el producto o servicio. Es decir, ponemos al cliente en el centro.

En los últimos años el marketing y la publicidad han dado un giro descomunal en cuanto a la concepción que tienen del consumidor. Antes teníamos un producto y reflexionábamos sobre a quién se lo podíamos vender. Luego, pasamos a tener un cliente y nos planteábamos qué le podíamos vender. Y ahora es el cliente quien tiene a la marca, y la cual tendrá que plantearse qué hacer para continuar siendo la preferida frente a otros productos que satisfacen la misma necesidad o deseo.

¿Cómo funciona esto?

La base de todo esto es la buena relación de la marca con el cliente, indispensable para que éste tenga una experiencia agradable con la marca, estimulando sus sentidos y provocando emociones en él. Esto incrementará el recuerdo de la marca y aumentarán las probabilidades de que sea elegida.

El marketing experiencial nace como consecuencia de un mercado saturado donde cada vez hay más empresas compitiendo y donde sus productos se diferencian poco entre sí. Por lo que ahora las marcas deben buscar nuevas formas de diferenciarse, conectando emocionalmente con su público. Con esta modalidad de marketing, podemos ofrecer vivencias diferentes que despertarán emociones en los clientes potenciales, lo cual podrá verse traducido en un incremento de las ventas.

Marcas que se han atrevido a dar el salto.

Veamos a continuación algunos ejemplos de marcas que han recurrido al marketing experiencial:

Coca-Cola: una de las marcas que empezaron a entender la necesidad de llevar a cabo acciones diferentes que generaran emociones en las personas.

Kit Kat: y su acción “Have a seat” con motivo del lanzamiento de Android KitKat. Colocaron un asiento en diferentes MUPI prometiendo regalar una Tablet Nexus 7 a quien estuviera sentado en él un día determinado a una hora concreta.

Cruzcampo: y su campaña “Operación Sombra” en Sevilla. Siendo conscientes de las altas temperaturas que alcanza la capital andaluza en época estival, llevaron a cabo esta acción para asegurarse de que todo Sevillano tendría su sombra asegurada.

Pero el marketing experiencial no está al alcance solo de marcas de alto nivel. Por ejemplo, la academia de inglés ELI llevó a cabo una campaña de Street Marketing en Sevilla en la que contrataron a un actor para que se hiciera pasar por un turista inglés que interactuara con la gente y, al final de la conversación, les entregaría una tarjeta para entrar en un sorteo de un curso de inglés gratis.

Estos son claros ejemplos de cómo las marcas se ponen en la piel de su público objetivo ofreciéndoles algo que necesitan a través de una experiencia satisfactoria que hará que la marca sea recordada con mayor facilidad.

Nosotros, por nuestra experiencia como agencia de publicidad en Sevilla, somos conscientes de la importancia que tiene que las marcas den un salto hacia la innovación y busquen nuevas formas de encontrar su espacio en la mente de los consumidores.

Si te ha resultado útil este contenido, no olvides compartirlo en las redes sociales.

LLÁMANOS