El marketing de contenidos es una herramienta muy importante hoy en día que se encuentra integrada en la estrategia de marketing global. Se emplea para conectar con el consumidor y genera grandes resultados en impactos y beneficios. Por ello, cada vez más empresas invierten más en esta herramienta a través de sus agencias de publicidad.

¿Cuál es su secreto?

La clave consiste en perseguir unos objetivos claros y conocer muy bien al público para responder a sus expectativas y necesidades. En función la la estrategia se publicarán con una frecuencia diferente en función del tipo de contenidos. Para lograr este vínculo o engagement con el público, es necesario que los mensajes sobrepasen a los productos de la marca, creando un valor añadido real.  De esta forma, al publicar contenidos de interés y utilidad para el consumidor, es él mismo quien decide acceder a ellos de forma voluntaria y proactiva.

¿Qué deben ofrecer?

Las empresas consiguen aumentar su influencia en el público a través de la creación de nuevas experiencias.  Por este motivo, tiene gran importancia adaptar los contenidos al público al que van dirigidos para que sean percibidos como útiles, interesantes y creativos. Un mensaje atractivo será recordado con mayor facilidad. Así, una buena historia, experiencia o información será compartida por el usuario, y el mensaje alcanzará un mayor número de personas de manera natural y rápida.

¿Cómo usar bien los social media?

Este tema es bastante amplio, pero en resumen podemos señalar que las redes sociales no deben transformarse en un espacio donde lanzar mensajes de forma invasiva. Al contrario, deben ser un lugar de interacción mutua con el usuario. Las marcas tienen que entablar un diálogo con el público y fomentar la participación.  Las empresas que tienen más iniciativa e interactúan con sus seguidores consiguen un mayor índice de respuestas. De esta forma, consiguen ganar presencia en el amplio terreno de las redes sociales.

LLÁMANOS