Como empresa de marketing en Sevilla, sabemos que el precio no es simplemente el valor monetario que paga un cliente a cambio de un producto, sino que se trata de valores de marca, valor otorgado por cliente y un generador importante de ingresos.

Esta herramienta nos permite lanzar promociones, descuentos, ofertas a corto plazo y marcar estructura de precios a largo plazo. Además de ser un elemento competitivo frente al mercado, indica el posicionamiento en que se encuentra el producto/servicio y la marca y a veces, es el mayor condicionante de la compra, ya que toca la psicología del consumidor. Lo más importante es definir una buena estrategia de precios, teniendo en cuenta los factores internos y externos que afectan a nuestra empresa.

Una vez que tengamos el producto, el precio y la comunicación establecida, ¿cómo vamos a distribuir nuestro producto/servicio? La distribución es otra de las variables del Marketing Mix, y se trata de los canales adecuados por los que el cliente tendrá acceso al producto o servicio que ofrezca la empresa.

Como no podía ser de otra forma, también debemos marcar una estrategia de distribución considerando ciertos elementos necesarios como los atributos del producto, la ubicación del mercado, los recursos de la empresa y la competencia. En esta estrategia que marquemos tenemos que definir el canal de distribución, la ubicación de los almacenes y del punto de venta y los medios de transporte.

Una vez que tengamos establecido ambas variables, debemos integrarlas con el resto del Marketing Mix para que tomen coherencia y conseguir así los objetivos marcados por la empresa.

LLÁMANOS