Gustos personales y reclamaciones patrióticas aparte, nadie puede dudar que en este 2015 el ‘Black Friday’ (o “viernes negro”) ha dejado huella. Como la Coca Cola o Hallowen, este producto norteamericano ha aterrizado en España para quedarse. Ahí están los resultados. Lo que empezó hace unos cuatro años como una aventura aislada de unos pocos, se ha ido abriendo camino hasta ser adoptado por multitud de firmas sin importarle la procedencia de este reclamo comercial. Empresas grandes y pequeñas se han subido al carro de esta popular jornada de la tradición consumista yanqui en busca de un aumento de ventas que les permitiera culminar, con éxito, el balance de ventas del mes de noviembre, o bien, obtener ciertos ingresos extras para arrancar con un importante impulso positivo la campaña navideña. Nadie quiso quedarse fuera: desde grandes cadenas como Inditex, El Corte Inglés, Ikea o Carrefour hasta compañías de cierto prestigio como Endesa o Renfe ofrecieron ofertas y descuentos (en algunos casos superiores al 50 por ciento) que atrajeron a un elevado número de clientes. Por su parte, otros sectores, como el de la alimentación o el inmobiliario se estrenaban por primera vez con acciones similares.

Ahí están los datos. Por ejemplo, según Expansión, en este día –aunque en ocasiones las promociones han alcanzado hasta una semana completa- la venta de coches creció un 23%. Asimismo, el portal Amazon batió su récord de ventas de su historia en España. Solo a las cinco de la tarde ya había tramitado más de 370.000 pedidos. Ahí es nada. No en vano, desde Adigital, la Asociación Española de Economía Digital, unas ventas en el mercado online cercanas a los 1172 millones de euros, un 11% más que en 2014. Por otro lado, en ciudades como Cádiz, los comerciantes facturaron un 44% más en ‘Black Friday’ que cualquier otro viernes de noviembre. Otra curiosidad de esta ‘batalla’ comercial es que, en gran medida, se han disputado en un terreno online (webs, redes sociales…), muestra de que el cliente se mueve cada vez más en este terreno tan desconocido para muchas empresas. Según cuenta el Economista Digital, empresas como PCcomponentes, Amazon, Media Markt y El Corte Inglés fueron las más activas en Twitter en las horas previas al ‘Black Friday’ (aunque fueran otras más ‘humildes’ las que consiguieran un impacto más eficiente).

blackfriday
Con este panorama cabría preguntarse: ¿todo esto es fruto de la casualidad? Evidentemente no. ¿Quién es el padre de esta “criatura”. Detrás de todos estos casos de éxito hay una labor perfectamente engranada de los respectivos departamentos de Marketing (palabra, por cierto, de procedencia también anglosajona) y de las agencias de publicidad. El ‘Black Friday’ ha mostrado la importancia de tener una estrategia clara, planificada y creativa enfocada a las ventas, pero no todo son ofertas y promociones. En definitiva, el poder del Marketing ha quedado más que de manifiesto, demostrando que lo que podía ser un viernes más de noviembre, puede convertirse en uno de los días de más venta de todo el año.

¿Todavía sigues sin creer en él?

LLÁMANOS